jueves, 30 de septiembre de 2010

TIPOS DE CELULITIS



¿Qué es la celulitis?

La celulitis comúnmente se conoce como el acúmulo de tejido adiposo en determinadas zonas del cuerpo, formando nódulos adiposos de grasa, agua y toxinas. Otros nombres para esta entidad son: Lipodistrofia ginecoide, Síndrome de Piel de Naranja, Piel en "Colchón". La mujer tiene más grasa que el hombre por factores hormonales, geneticos y metabolicos.

Celulitis blandaLa celulitis blanda es más grave, es antiestética y más complicada a la hora de tratarla. Se reconoce a simple vista, pues su volumen generalmente se desploma y se balancea cuando la mujer que la padece se mueve. Con la celulitis blanda se produce un aumento de volumen, las venas se hinchan y los tejidos se inflaman.
La apariencia de los tejidos afectados por este tipo de celulitis es de poca consistencia y flaccidez, y suele afectar a muslos, caderas y glúteos. Es fácilmente reconocible porque las zonas donde aparece cambian de forma cuando se aprieta con la mano o cuando se cambia la posición del cuerpo.
Edad de aparición: a partir de los 35 – 40 años.

Celulitis dura
La celulitis dura es masiva, compacta e invade los muslos y la pelvis. Su forma estética es la menos agresiva con el equilibrio de líneas del cuerpo. Se reconoce por la palpación con la mano -se aprecia un acolchamiento-, puede doler cuando se aprieta ligeramente la zona y con ligeros golpes la piel puede amoratarse y presentar un cardenal.

En este tipo de celulitis la piel es compacta, dura y difícil de pellizcar.
Suele ir acompañada de estrías y la temperatura de la piel es más fría que en el resto del cuerpo. Externamente, la piel presenta ondulaciones que no cambian con el movimiento corporal.
Edad de aparición: suele aparecer en mujeres jóvenes.

Celulitis edematosa

La celulitis edematosa es poco frecuente pero es la más grave.
Las acumulaciones de este tipo de celulitis tienden a hincharse rápidamente y pueden llegar a variar hasta 10 cm. en un solo día. Suele afectar principalmente a los muslos, y si no se trata adecuadamente, con los años puede degenerar en varices.
Edad de aparición: pubertad.