jueves, 30 de septiembre de 2010

MASAJE DE PIEDRAS CALIENTES


Esta terapia consiste en la distribución de piedras calientes y frías a lo largo del cuerpo del paciente, quien recibe un masaje que además de relajarlo le proporciona un bienestar completo causado tanto por las propiedades de las piedras, sus temperaturas, las posiciones de las mismas y el masaje del terapeuta propiamente dicho.

Algunos de los beneficios son:

* Ayuda a mejorar el dolor crónico
* Ayuda al malestar de espalda y cuello
* Induce al relajamiento y reduce el estrés
* Tiene efectos similares a un masaje profundo en menos tiempo