jueves, 22 de noviembre de 2012

Desmintiendo 5 Mitos sobre el acne





Hace tiempo quería escribir un post sobre este tema, ya que nos llegan a nuestro centro montones de clientes con este tipo de creencias falsas. Sorprendente mente saber que algunas de las cosas que has escuchado sobre el acné como cuáles son sus causas y cómo lidiar con él en realidad no son ciertas. Por eso los profesionales te damos las claves.


Broncearse mejora la piel.

Realidad: El sol puede ocasiona sequedad e irritación en la piel, ocasionando brotes sucesivos de acné en el futuro. De hecho, no hay relación entre la exposición al sol y la prevención del acné, y los rayos solares pueden causar envejecimiento prematuro y cáncer de piel. Protege tu piel cada vez que te expongas al sol escogiendo un protector solar con un factor de protección solar (SPF) de un mínimo de 15 que especifique en la etiqueta de producto que no bloquea los poros de tu piel (no comedogenico o nonacnegenic).





Cuanto más te laves la cara, menos acné tendrás.

Realidad:
lavarte la cara en exceso provoca sequedad e irritación, ocasionando más brote de acné. Es conveniente que evites frotar la piel de tu rostro ya que esto también puede irritar tu piel. Como regla general, lávate la cara 2 veces al día con leche limpiadora especifica a tu tipo de piel de manera suave ejerciendo un movimiento circular, tonifica con tónico si te lo recomienda tu centro de belleza , sécala ligeramente una vez que termines e hidratala también con tu crema especifica a esta situación de piel.











Extraer un granito de acné hará que desaparezca.

Realidad:
Extraer el acné puede dar la apariencia de que ha desaparecido temporalmente, sin embargo, extraerlo puede hacer que permanezca por más tiempo. Cuando aprietas y extraes los granitos de acné, puedes estar presionando aún más profundamente a las bacterias dentro de la piel, ocasionando hinchazón e irritación, y en ocasiones causando la formación de cicatrices rojas o marrones. Algunas veces estas marcas pueden tardar meses en desaparecer, y las cicatrices verdaderas (cuando realmente has presionado profundamente sobre la piel) son permanentes.





Si quieres una piel sin problemas, no uses maquillaje.

Realidad:
Mientras escojas cosméticos adecuados que no bloqueen los poros de tu piel, no deberás sufrir de acné. De hecho, algunas bases de maquillaje ahora contienen ácido salicílico o peróxido de benzoilo el cual ayuda a prevenir el acné. Puedes intentar utilizar cremas del color de tu piel que contengan peróxido de benzoilo la cuales disimulan la apariencia del acné y ayudan a mejorar esta condición.

*Si los productos que utilizas especifican en su etiqueta que no ocasionan acné o no bloquean los poros de la piel (en Inglés, nonacnegenic o noncomedogenic), debes dejar de utilizarlos y consultar con tu médico si te das cuenta de que están irritando tu piel o causandote más brotes de acné.






Si continúas sufriendo de acné, te ayudará utilizar más medicamentos contra el acné hasta que desaparezca.

Realidad:
Debido a que los medicamentos para tratar el acné contienen agentes que pueden resecar la piel como el peróxido de benzoilo y el ácido salicílico, el uso excesivo de este tipo de medicamentos puede causar demasiada sequedad, acarreando más irritación y proliferación de acné.
Si los medicamentos para el acné a la venta sin receta médica no mejoran la condición de tu acné, es una buena idea que consultes con tu médico o dermatólogo. Si estás consumiendo un medicamento con receta médica para el tratamiento de tu acné, asegúrate que sigues al pie de la letra las instrucciones de tu médico; algunos medicamentos pueden tardar hasta ocho semanas para hacer efecto.