martes, 10 de enero de 2012

PIES MAS SANOS



Es un problema del que nadie quiere hablar, pero que muchos quisieran consultar, se trata de los odiados hongos, aquellos indeseables visitantes que comienzan lentamente a atacar nuestros pies, hasta terminar consumiendo completamente, una o más de nuestras adoradas uñas.

El tema en cuestión no es nada trivial, pues combatir los hongos puede ser una lucha bastante larga; varias visitas al dermatólogo, ingesta de medicamentos altamente dañinos para el hígado, para todo lo cual, tendrás que tener una paciencia de oro, pues los resultados son a largo plazo.

Durante el invierno solemos olvidarnos del tema, pues nuestros pies pasan prácticamente desapercibidos al esconderse bajo lindas botas y botines, pero es precisamente, en ésta época, cuando los hongos comienzan a aparecer, y para no encontrarnos con desagradables sorpresas a la hora de querer lucir nuestras sandalias, te recomiendo que sigas leyendo la nota.

La proliferación de hongos durante en invierno, se debe fundamentalmente, a que nuestros pies permanecen encerrados en constante humedad, situación que se agrava si utilizamos calcetines húmedos, o hechos de nilón, por eso la recomendación es utilizar calcetines 100% algodón o lino. Por otra parte, el uso de zapatos de plástico, o zapatos demasiado apretados, no permiten la entrada de aire, lo que hace que tus pies sean presa fácil de los hongos.

¡No te asustes! Aún queda tiempo para evitar y combatir la llegada de estos indeseables visitantes, lleva a la práctica los siguientes consejos y verás que tus pies estarán listos para la llegada de la primavera.

Al llegar a tu casa, descongestiona tus pies, si la temperatura lo permite aprovecha de andar descalza la mayor cantidad de tiempo posible. Asimismo, descongestiona tus zapatos, dejándolos al aire libre.

Después del baño debes secar perfectamente tus pies, poniendo énfasis en la zona entre dedos, recuerda que la toalla de baño es personal, no debes compartirla, pues es una importante fuente de contagio. Si quieres ser aún más cuidadosa, puedes secar tus pies con secadora de pelo.

Recuerda que debes procurar utilizar calcetines de algodón o lino, pero hoy en día, el mercado ofrece una novedosa alternativa, los calcetines hechos con fibra de cobre, estudios científicos han demostrado que los iones de cobre crean una zona natural de protección que elimina el 99,9% de hongos y bacterias ¡A correr por ellos!

Si la desgracia ya llegó a tus pies, debes visitar a un especialista, pero también existen recetas naturales que te ayudarán a combatir los hongos. Remoja tus pies, por 20 minutos en un recipiente con agua tibia, agrega vinagre y bicarbonato de sodio, esta receta es muy efectiva, pero debes ser constante.