martes, 2 de agosto de 2011

PARA EL CUIDADO DE TÚ PIEL





Antes de exponerte al sol, prepara tu piel. Aunque no lo creas, aquí la alimentación juega un papel fundamental, por lo que debes darle a las frutas y verduras un énfasis especial en tu dieta diaria. 


La zanahoria, el perejil, el durazno, el mango, la papaya, las espinacas, las acelgas, el tomate y la calabaza, son alimentos que contienen betacaroteno, una sustancia que protege la piel, estimula el bronceado y prolonga su efecto gracias a la melanina, un filtro natural de los rayos ultra violeta. 


Además, el resto de minerales y vitaminas que le aportan a nuestro organismo estas frutas y verduras, le ayudan a estar más protegido y preparado para recibir los rayos del sol. 


¡Durante y después del bronceado, sigue comiendo estas frutas y verduras!


¡¡¡Y una buena crema protectora!!!
¡¡¡Felices dias de playa para tod@s!!!