jueves, 8 de septiembre de 2011

DIFERENCIA ENTRE IPL Y LASER



Una de las cosas que más me preguntan, tanto clientes como amigas, es la diferencia entre “fotodepilación y láser”. Y siempre que contesto lo primero hago una aclaración. Aquí no podía ser de otra forma.


Fotodepilación es toda aquella depilación que se realiza mediante luz: tanto la depilación laser como la realizada mediante IPL, o luz pulsada intensa. Tal vez la mejor manera de explicar las diferencias entre ambas es, antes de nada, aclarar que son cada una de ellas, sus similitudes y sus diferencias. Espero que el post no me salga ni muy largo, ni muy espeso.


La primera similitud entre láser e ipl es que en ambos casos estamos hablando de luz, una luz muy especial, pero luz a fin de cuentas. Y la luz la conocemos bastante bien. Todos sabemos que cuando descomponemos una luz, haciéndola pasar por un prisma, o viéndola a través de la lluvia, esa luz que en un principio parece blanca es en realidad la mezcla de todos los colores. También sabemos que los colores absorben a sus contrarios y refractan a sus afines, o lo que es lo mismo, que cuando vamos vestidos de negro en verano, nos cocemos de calor por que el negro absorbe a su opuesto el blanco, y que por el contrario, si vamos de blanco, éste refracta la luz del mismo color y vamos fresquitos. ¿A qué hasta aquí no he dicho nada que no sepamos?.

La luz láser es especial y única por varias razones. En primer lugar el laser es una luz compuesta de un solo color, es decir, si pasásemos un láser por un prisma, no se descompondría en varios colores: permanecería igual. El hecho de que los fotones, o partículas de las que se compone el haz lumínico, solo vibren en una longitud de onda (esta frase es la “traducción” científica de lo del color) determina el uso que se le da a cada tipo de láser. Por ejemplo, se usan láseres ultravioletas para la corrección de la miopía, los rojos se utilizan como bisturíes, y en fotodepilación usamos los infrarrojos (entre 630 y 1064 nanómetros).





ipl depilación

El láser tiene también otras características importantes: se emite en forma de haz o hilo, siempre en una dirección y sentido determinado. A todos nos viene a la cabeza el puntero láser, por ejemplo. Sin embargo, el ipl es una luz que emite en un arco de longitudes de onda, (es decir, no es del todo luz blanca, pero si que emite entre los 600 y los 1064 nanómetros), en todos los sentidos y direcciones, al igual que una bombilla que se enciende e ilumina toda la habitación.

Pero una vez dicho todo esto, nos queda la pregunta que todos teníamos en mente cuando empezamos: ¿Qué diferencia hay entre ipl y láser, que me decida por un sistema u otro? Yo te doy un par de datos y luego decides

Importante: la longitud de onda determina el color del láser, y también dos características importantes: su capacidad de penetración en el tejido y su capacidad de absorción por otros colores. Desgraciadamente, estas dos cualidades son inversamente proporcionales: cuanto mejor se absorbe una luz, menos penetra. Ejemplos:

- El láser de Alejandrita emite a una longitud aproximada de 620-650 nanómetros lo que le proporciona una gran capacidad de absorción, pero muy poca penetración. Traducción en pelos: va muy bien para vello fino y claro como puede ser el de facial, incluso para fototipos I y II.
- El láser de Nd-Yag emite a 1064 nm, lo que le proporciona una gran capacidad de penetración pero poca absorción, por lo que es ideal en pelo profundo y grueso, como el de ingles y axilas.
- El Diodo es un término medio entre los anteriores: emite entre 760 y 800 nm. por lo que es ideal para tratar vello ni muy grueso, ni muy profundo, como el de piernas o brazos.

Hasta aquí hemos indicado lo ideal en cada caso. El problema viene cuando intentamos tratar unas piernas con una Alejandrita o un facial con un Nd-Yag. El tratamiento no funciona. En caso de la Alejandrita, para compensar su escasa penetración, tenemos que aumentar mucho la energía de salida, con lo cual quemamos la piel. Con el Nd-Yag nos quedamos siempre cortos y el vello facial no desaparece.

Lo ideal es que cada centro tenga un equipo de cada, para tratar cada zona, pero eso no hay bolsillo que lo soporte, más cuando hasta hace más bien poco los equipos más baratos costaban por encima de los 20.000 €, sin entrar en valorar el costosísimo mantenimiento de las máquinas.

Así surgieron los ipl: son máquinas que emiten el el arco de las longitudes de onda necesarias para cada tipo de vello. Más versátiles y más rápidas, por que al no emitir en un haz, sino en un bloque (canalizado por un cristal de cuarzo o zafiro), es mucho más rápido (pasamos de 15 – 20 disparos de láser de un labio superior a 2 con un ipl).

¿Es mejor el ipl que el láser?. Depende. Si eres de fototipo I o II y quieres hacerte el labio, lo mejor una sesión de láser de Alejandrita. Pero si te vas a hacer las axilas… no adelantarás mucho.

De todas formas hay muchos factores que influyen en los resultados de la fotodepilación. Pero eso es tema para otro post.