lunes, 31 de enero de 2011

Llega la 'cosquilloterapia': el primer centro de cosquillas de España abre en Madrid


¿A quién no le gusta que le mimen? Muchos tienen a alguien cerca a quien convencer para proporcionarles el enorme placer de las caricias, una pareja, un amigo, un familiar... Pero los hay que no tienen tanta suerte y añoran esa maravillosa sensación sobre la piel que tanta calma proporciona a nuestros sentidos. Y es que, además de agradables, las cosquillas son muy saludables. Por eso se han acabado convirtiendo en una terapia de relajación realizada por profesionales y recomendada para todas las edades.
Suaves, a modo de caricias, leves toques sobre la piel en lugares precisos. En definitiva, cosquillas placenteras y buenísimas. Son las que ofrecen los profesionales del primer ‘centro de cosquillas’ de España, Se trata de una revolucionaria idea que brinda una experiencia única: concederse un capricho tan sencillo como conectar con uno mismo. Algo que a menudo, como consecuencia del estresante ritmo de vida que llevamos, y más en esta época del año, se nos olvida y que, sin embargo, está al alcance de cualquiera. Cosquillearte nos invita a aliviar el estrés con una técnica muy especial que, sin duda, arrasará a lo largo del próximo año.
El equipo de este centro se compone de quiroprácticos y masajistas titulados, conocedores de los efectos positivos del contacto físico de las manos. No se trata de masajes, pero sí de una técnica especial que procura bienestar teniendo en cuenta las terminaciones nerviosas. Al estimular los receptores táctiles de la dermis, se segregan endorfinas y se generan gratas sensaciones. 
Cosquillas para todos los gustos
Este nuevo espacio consagrado al relax, la calma y la felicidad, presenta sesiones diferentes: Momento Expressarte (12 €), cuya duración es de 15 minutos, tiempo suficiente para abrir un paréntesis en la jornada y recuperar la energía como si de un sueño reparador se hubiera tratado; Momento Pausarte(25 €). Media hora para liberar tensión y ser consciente de cada centímetro de la piel, y Momento Olvidarte (45 €), 60 minutos mágicos y, sencillamente, inolvidables. Un recorrido por todo el cuerpo, una hora en la que descubrir zonas que a veces pasan desapercibidas. Además, tanto la sesión de 30 como la de 60 minutos pueden realizarla dos masajistas, es decir, a cuatro manos para sentir un Momento Fascinarte (50 y 90 €). Por último, si lo que queremos es compartir la experiencia con otra persona, existe la posibilidad de reservar un amplio gabinete y dejar que la energía de ambos fluya de forma natural. Es el Momento Emparejarte.  
Después de cada sesión, se sirve una infusión, zumo o bebida reconfortantes para que la vuelta a la realidad sea, de la misma manera, suave, sin contratiempos ni sobresaltos, poco a poco... Además, en el interior del centro se respira una atmósfera de paz multiplicada por la atención personalizada y el trato cercano de los profesionales del centro, pendientes de cada detalle y necesidad que tengamos.
Las caricias de Cosquillearte resultan tan apetecibles, adictivas, placenteras y con un sinfín de beneficios para cuerpo y alma, que son el mejor regalo y el más original para nuestros seres queridos, por ejemplo, en fechas tan señaladas como las navidades.