lunes, 30 de julio de 2012

Trucos para aplicar los cosmeticos



Cuando nos compramos un cosmético nuevo, además de fijarnos en sus ingredientes y en que sea adecuado para nuestro tipo de piel, debemos fijarnos muy bien en la método de aplicarlo que nos recomiendan.

En ocasiones hay productos que sólo funcionan al 100% si se aplican de la manera que se recomienda en el prospecto.
Y no vale con aplicar en frente, mejillas, barbilla y extender.

Pero en líneas generales, hay unos cuantos consejos muy sencillos con los que vamos a acertar a la hora de aplicarnos cualquier tipo de producto.






Cómo aplicar hidratantes faciales:

Coge la cantidad de producto que vayas a usar y caliéntalo con las yemas de los dedos.
Así facilitas su absorción.

Ve aplicándolo en el rostro y en el cuello con la palma de la mano sin presionar hasta que la crema esté bien repartida.

Ahora sí que hay que hacer presiones sostenidas en las mejillas, en la frente y en el cuello.
Con unos segundos es más que suficiente.

Con esta forma de aplicar el producto lo que vamos a hacer es favorecer la liberación de líquidos y así eliminar las sustancias retenidas que causan un aspecto apagado en la piel.
Conseguiremos tenerla más joven y viva.

 

Cómo aplicarse el contorno de ojos:


Igual que para las cremas, lo ideal es calentar el producto con las yemas de los dedos y presionar suavemente desde el ángulo interno del ojo hasta el externo.

Debéis mantener la presión durante unos tres o cuatro segundos.
Con esta forma de aplicación vamos a conseguir atenuar las ojeras y las bolsas.




Aplicación en el cuello y el escote:

Normalmente son zonas de las que nos olvidamos a la hora de aplicar los productos.
Y si queremos mantenerlos jóvenes, es fundamental cuidarlos igual que el rostro.

Para aplicar los productos en estas zonas, lo ideal es aplicar primero el producto sin presionar en los dos lados.

A continuación realizaremos presiones intensas empezando en el cuello y bajando hasta el escote, lo repetimos en los dos lados.

Con esto vamos a conseguir que la piel en el cuello y en el escote esté más firme y más seductora.



Crema hidratante del cuerpo: 

Con pases largos, se aplicará la hidratante primero sobre los brazos, luego sobre el pecho, el abdomen, la espalda y glúteos. Se termina por las piernas desde el pie hacia arriba con alisamientos ascendentes con las dos manos. Si el producto fuera en forma de gel, apenas se trabajaría para no alterar la estructura.


   


Crema anticelulítica:

Estas cremas se deben aplicar primero en la zona donde la celulitis está más concentrada, masajeándola con insistentes movimientos circulares para activar su penetración. A continuación, se aplica por toda la pierna, glúteos y caderas también con masajes circulares.

Es más efectivo aplicar el anticelulítico todos los días que mucha cantidad de vez en cuando. Los productos con efecto calor se deben aplicar salvando las piernas de rodilla hacia abajo y la cara interior de los muslos.



 


Aceites corporales:

Se deben masajear bastante para activar su penetración. Es conveniente calentarlos en la mano con suaves movimiento circulares antes de extenderlos sobre la piel.